CARDENAL MAZARINO BREVIARIO DE LOS POLITICOS PDF

Breviario de los politicos / Breviary of politicians: Cardenal Mazarino: Books – : Breviario De Los Políticos: Título original “Brevyarium Politicorum secundum Rubricas Mazarinicas” traducción de Alejandra Riquer. Colección. : Breviario de los politicos / Breviary of politicians (Spanish Edition ) () by Cardenal Mazarino and a great selection of similar New.

Author: Gushicage Daizshura
Country: Saudi Arabia
Language: English (Spanish)
Genre: Personal Growth
Published (Last): 28 November 2013
Pages: 13
PDF File Size: 19.33 Mb
ePub File Size: 18.90 Mb
ISBN: 583-3-12028-860-9
Downloads: 44333
Price: Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader: Goltigor

Haz lo mismo en lo que concierne al lujo de tus vestidos o al fausto de tu tren de vida. Si debes abandonar un cargo, evita que los que te sucedan sean hombres demasiado visiblemente superiores a ti. No te comprometas, por agradar a alguien, en asuntos que no te sirvan de nada y te tomen mucho tiempo.

Incluso en la intimidad con amigos, da muestras de piedad; de la misma manera, cuando te sientas en total confianza, no te quejes de nadie, ni acuses a nadie. Procura que tu conducta, tus gestos, tu continente, tus bromas, lo que dices y la manera de decirlo, tus risas y tus entusiasmos no hieran a nadie ni produzcan suspicacias. Si alguna vez conviene que salgas de los senderos de la virtud, que esto sea sin adentrarte en los caminos del vicio.

  DIE OKKULTEN WURZELN DES NATIONALSOZIALISMUS PDF

Deja los asuntos que, sin proporcionar gloria ni dinero, impongan muchos esfuerzos. Si das poluticos fiesta, invita a tus servidores, porque xe plebe es parlanchina y esas gentes hacen y deshacen las reputaciones. Aunque en este caso necesitas utilizar un lenguaje legible e inteligible para todos, como los que propone Trittenheim en su Polygraphia.

Que no parezca que prodigas breviaio dones y, para que te queden agradecidos por ellos, evita hace sentir su valor. Si dictas leyes, que sean las mismas para todos, haz confianza en la virtud. Pero si logras volverlos al camino recto, no pases brutalmente del rigor a la bondad.